Entrada etiquetada ‘Telecinco’

¿Qué hemos hecho para merecer esto?

Urko Urbieta. Chabacano y vulgar. Fiel reflejo del ADN de su presentadora. Así es Viva la vida, el magazine de fin de semana que Toñi ‘la verdulera’ Moreno presenta en Telecinco desde mayo con audiencias penosas. Resulta difícil de creer, pero este engendro televisivo hace bueno al ¡Qué tiempo tan feliz! de María Teresa Campos, que condujo durante varios años en esa misma franja horaria. Por qué Telecinco dio puerta al espacio para colocar semejante bodrio solo tiene un sentido: el caché de la Campos. Otros motivos no caben aquí. Se nota, y mucho, que Viva la vida es el resultado precipitado de dar forma a un nuevo proyecto, después de que Mediaset cancelara Mejor imposible, el primer formato que iba a conducir la presentadora andaluza para la cadena, incluso antes de emitir un solo fragmento en televisión. Así de ‘potente’ debía ser para que los jerifaltes de Mediaset dijeran: «Eso aquí no». Viva la vida es un cajón de sastre que tanto gusta en Telecinco. Todo vale: un directo desde el concierto de la Pantoja, una llamada lacrimógena del sobrino de Toñi Moreno, una entrevista a Natalia (OT)… Ay, señor, señor…

09

07 2017

Rafa

Emili Genè Vila. No nos lo han puesto fácil las teles. En principio, las primeras rondas de Roland Garros servidas por Eurosport nos llegaban sin problemas y podíamos ver los partidos de Nadal. Hasta que llegó el de cuartos y Rafa desapareció de las plataformas digitales que incluyen Eurosport en su parrilla. Y es que Eurosport tiene dos canales, además de la app Eurosport Player, y el enfrentamiento entre el manacorí y Pablo Carreño se retransmitieron a través de Eurosport 2, un canal que algunas plataformas (por ejemplo, Orange) no tienen. Pero ganó, aunque fuese por abandono del rival, y ahí las cosas se normalizaron. Mediaset se hizo cargo de las dos últimas rondas. En abierto. Primero fue en Cuatro el viernes y ayer domingo pudimos ver la final en Telecinco. Anomalías de la política catódica a las que llevamos demasiado tiempo acostumbrados. Todo el lío valió la pena porque el partido contra Wawrinka fue espectacular. Me quedo con dos imágenes: la del suizo mordiendo la bola en señal de impotencia y la del mallorquín recibiendo el homenaje con naturalidad, con una madurez que contrastaba con la euforia exhibida en muchas de los nueve trofeos anteriores. Definitivamente el chico se ha vuelto mayor, renacimiento por medio.

12

06 2017

Otra de guapos y narcos

Margalida Ramis. Es inevitable comparar la nueva serie que acaba de estrenar Telecinco, Perdóname, Señor, con El Príncipe. Escenarios casi iguales, el narcotráfico como trama y protagonistas guapos. Solo he visto el primer capítulo de la serie protagonizada por Paz Vega y no me disgustó. Creo que los protagonistas dan la talla, los personajes están bien escogidos y la historia de la serie está pensada para no decepcionar al tipo de público a quien está dirigida. Y es que una historia de amor casi imposible nunca falla. Y esto es lo que nos ofrece la nueva ficción de Telecinco. Todo muy parecido a El Príncipe, que consiguió convertirse en líder de audiencia. No es de extrañar, pues, que las cadenas apuesten por lo que funciona. Y no sabría explicar por qué, pero las historias de amor -y más si los protagonistas son atractivos- consiguen disparar las audiencias. Eso sí, no pueden ser tramas llanas sino que cuanto más complicadas sean, más gustan al telespectador. Quizás porque sabe que no es la propia y que, previsiblemente, acabará bien. En cambio, cuando se trata de la vida de uno y no de la ficción, no es tan divertido estar inmerso en una montaña rusa emocional.

05

06 2017

Perdónales, señor…

Urko Urbieta. Telecinco no sabe lo que hace emitiendo ese inenarrable desastre que es Perdóname, señor. ¿Cómo puede la cadena ganarse nuestro respeto con la encomiable Sé quién eres y en cuestión de semanas estrenar semejante bodrio? Ay, siempre dándonos una de cal y otra de arena. Esta miniserie, al menos solo contará con ocho episodios, cuenta la historia de una monja (Paz Vega) que regresa a su pueblo natal, Barbate (Cádiz), para poner en orden asuntos que nunca ha podido dejar atrás. Lo más sorprendente es que se desvele tan rápido el supuesto gran giro de la serie, es decir, que su sobrino (un Jesús Castro que vuelve a demostrar que es tan sumamente atractivo como mal ‘actor’) es en realidad el hijo que tuvo de adolescente con su amor de juventud (Stany Coppet repitiendo su papel en El Príncipe), el mafioso del pueblo. Ahora ya no sé qué más pretenden contar. Me gustaría decirles puntos positivos de la ficción, pero es que no hay ninguno. Los diálogos dan vergüenza ajena, la secuencia inicial resulta ridícula de lo mal dirigida que está y el reparto, plagado de gente guapa, funcionaría a la perfección en un catálogo de moda o en una representación escolar, no dando la réplica en una producción que pretende ser seria. Servidor llega a ser de Barbate y ya está poniendo una querella a Mediaset.

29

05 2017

Ocho apellidos

Neus Aguiló. Suele ocurrir que, de vez en cuando, la televisión emite películas que merecen la pena. O al menos eso fue lo que pensaron el treinta y cuatro por ciento de los espectadores que vieron el viernes ‘Ocho apellidos catalanes’. El filme de Emilio Martínez Lázaro se llevó por delante a ‘Tú cara no me suena todavía’ y dejó fuera de combate a ‘El acabose’ de José Mota, que anotó un triste seis por ciento de audiencia. Y es que era difícil competir con el estreno multicanal de la cinta protagonizada por Clara Lago y Dani Rovira. Cierto es que ya había visto la peli en el cine pero no me importó volver a verla en la pequeña pantalla. En una noche de concursos y realities, se agradece un filme que entretenga, que haga reír y que desdramatice la independencia de Catalunya o el nacionalismo vasco. Además ‘Ocho apellidos catalanes’ cuenta en su reparto con buenas actrices como Carmen Machi y la veterana Rosa Maria Sardà (a la que no se le sacó el partido que se merece). Mediaset arrasó también hace quince días con el estreno de ‘Ocho apellidos vascos’. Una vez más, se han metido a la audiencia en el bolsillo. ¿Qué más se puede pedir?

23

05 2017

Pura supervivencia

Urko Urbieta. La Isla es todo lo que los Supervivientes de Telecinco no pueden darnos. Ni va a mostrar cómo un famosete de tres al cuarto se pelea por un lujo semanal ni cómo sus participantes esperan el juicio de un televoto. No, el nuevo formato de la Sexta, que estrenó con éxito el miércoles, es supervivencia auténtica. En esta primera edición española, que adapta un reality inglés que allí conduce con éxito el aventurero Bear Grylls, solo se han incluido concursantes masculinos. Y si logra la renovación, podremos ver una edición con protagonismo femenino. Pero mientras, el excelente casting está formado por cuatro operadores de cámara –que se encargan de grabar todo lo que sucede en la isla–, un fisioterapeuta, un jubilado, un educador social, un empresario, un médico, un cocinero, un vigilante de seguridad, un abogado, un cantante de flamenco, un periodista especializado en videojuegos, un sonidista y un turismólogo. Ninguno de ellos rechina, aunque haya un par bastante insufribles, y no todos han tenido protagonismo en este primer capítulo. El reality destaca por una edición impecable y una duración muy acertada. Mientras que su debilidad pasa por el flojo trabajo de Pedro García Aguado como maestro de ceremonias. Para puristas de Pekín Expréss o aquel añorado Expedición Robinsón, La Isla es su nuevo programa favorito.

22

05 2017

El mal se impuso al bien

Urko Urbieta. Esta serie no va, como asegura el personaje de Blanca Portillo en una frase lapidaria del capítulo final, «de cómo queremos ser si no de quiénes somos». Y así ha sido Sé quién eres: una serie de factura notable, que el lunes ofreció uno de los finales más incómodos y valientes que recuerdo. El mal venció al bien. No puedo decirles más, por si no lo han podido ver todavía. Después de visualizar la ficción entera, queda claro que la decisión conjunta de cadena y creadores de recortar los episodios, pasando de los 20 inicialmente previstos a los 16 que finalmente han emitido, ha resultado todo un acierto. Aunque eso haya supuesto que personajes como el de Carles Francino o Aída Folch terminen un tanto diluidos en los últimos coletazos de la serie, como si el equipo de guionistas de Pau Freixas, responsable de la ficción, no hubiera sabido muy bien qué hacer con ellos. No diré que Sé quién eres es una serie perfecta; los últimos capítulos han tenido un bajón de ritmo importante. Pero solo por la labor de Blanca Portillo, Francesc Garrido, Pepón Nieto y la revelación de Susana Abaitua (Ana Saura en la serie) bien merece que le echen un vistazo los que llegan tarde. Su sorprendente final no ha dejado indiferente a nadie. Y pocas veces nos topamos con algo así. No me quejaré.

08

05 2017

‘Supervivientes’, puro cotilleo

Urko Urbieta. Ni ‘la madre que lo parió’ reconocería al Supervivientes de hoy en día con el que Telecinco estrenó hace ya la friolera de 17 años: de programa de superación a puro cotilleo y polémica barata. Durante varios años fui fiel seguidor de este formato, quizá el mejor reality de la televisión, pero desde que la cadena lo repescó en el año 2000 –tras su aceptable paso por Antena 3, rebautizado como La isla de los famosos–, Supervivientes ha ido degenerando de una manera tal, que mirar la pequeña pantalla me produce sarpullidos. El objetivo del concurso sigue siendo el mismo: un grupo de personas conviven en una isla ‘desierta’ en la que tendrán que sobrevivir a base de buscarse la vida para comer y dormir, lo que llevará a los concursantes a explorar sus límites físicos y mentales. ¡Ay!, pero Telecinco sabe que los rostros famosos venden mucho y se ha dedicado a incluir entre sus robinsones a famosetes de medio pelo, cantamañanas y buenos para nada repescados de otros espacios. Ahora ya no puedo mirar más que con pena cómo Telecinco ha pervertido el formato hasta unos límites lamentables, al tiempo que añoro a ganadores como Xavier Monjonell (2000), la gran Daniela Cardone (2003), Felipe López (2004) o Carmen Russo (2006). Supervivientes ya no es lo que era.

24

04 2017

Tropezar en la misma piedra

Gemma Marchena. Alerta a la población: Mediaset está preparando una nueva versión de Lo que necesitas es amor. La caravana de Cupido amenaza con lanzarse por las carreteras españolas para atropellar a incautos que deseen mostrar ante la cámara sus vergüenzas amorosas. El programa tuvo en su origen a presentadores como Jesús Puente o Isabel Gemio, que son más entrañables. El relevo lo da ahora Risto Mejide. ¿A que dan ganas de abrir su corazoncito ante semejante señor que hace llorar a aspirantes a cantantes? Aunque ahora tiene una nueva faceta más sentimental después de enamorarse de una veinteañera y pedirle matrimonio en un teatro lleno de público. Igual da la sorpresa como Cupido. Aunque me temo que en esta edición hay un componente más irónico, humillante incluso. La promoción del casting de All you need es love ya advierte que también esperan historias de desamor. Y nada como una buena cámara grabando mientras a uno le dan calabazas. Hace años, un empleado de A3 contaba las tretas que utilizaban para llevar engañada a la víctima al plató de Sorpresa, sorpresa: «Le decíamos que la habían escogido para entrar en La ruleta de la fortuna y así la llevábamos a la tele». Recuerden que si les llaman de un concurso o la caravana está por la Isla, rápido, escóndase: Mejide está de cacería.

15

04 2017

Paz Vega, la monja armada

Urko Urbieta. Paz Vega interpretando a una monja, el pseudoactor Jesús Castro encasillado en el mismo papel de ‘pobre chico metido en todo tipo de líos’, y Stany Coppet (sí, el malvado Khaled de El Príncipe) como improbable héroe romántico. ¡Qué puedo decirles más! No creo que haya una serie más tróspida y con más puntos para ser un absoluto desastre que Perdóname, señor. Algunos pueden decir que hablo por hablar. Cierto, no he visto más que el trailer que Telecinco está emitiendo ya. Pero no me digan que la serie huele a tortazo del bueno. Mediaset decidió meter en la Thermomix los ingredientes que hicieron de El Príncipe un éxito y este es el resultado. La miniserie de ocho capítulos sigue a la hermana Lucía (Paz Vega), que vuelve a su pueblo natal, Barbate (Cádiz), para resolver algunos asuntos que quedaron pendientes en el pasado. Se encontrará con una localidad lastrada por el paro, la delincuencia y la droga, que maneja su gran amor de juventud (Stany Coppet). Espero de verdad con ganas visionar el primer episodio de la producción y explayarme largo y tendido sobre esta monja de armas tomar.

10

04 2017