Entrada etiquetada ‘Telecinco’

Un comienzo prometedor

Urko Urbieta. Telecinco no se caracteriza últimamente por estrenar ficciones, en favor de realities con famosos de saldo. Por eso, el estreno este lunes de la ambiciosa Sé quién eres, se esperaba con mucho interés. Y, sin duda, no ha decepcionado, es más, el primer episodio de la serie es una carta de presentación muy sólida, plantea bien la situación y no se precipita. Una vez visto el resultado, parece incomprensible que no le hayan encontrado un hueco hasta ahora, año y medio después de que comenzaran a promocionarla. La serie, escrita y dirigida por Pau Freixas (Pulseras Rojas), que cuenta con un inicio y un final potentísimos (a ver si aprenden los guionistas de Pulsaciones), sigue a un respetado abogado y profesor universitario (Francesc Garrido), el principal sospechoso de la desaparición de su sobrina y alumna. El problema es que sufre amnesia tras un accidente de coche y no recuerda nada, ni siquiera quién es. Pero el resto de personajes sí recuerdan quién es, y conocen sus métodos. ¿Qué es verdad y qué es mentira? A favor de Sé quién eres, destaca su competente reparto repleto de caras conocidas: Blanca Portillo (que asusta de tanta presencia que tiene), Carles Francino (Víctor Ros), Aida Folch (Cuéntame) o un sorprendente Martín Rivas (El internado), entre otros. Para fans de Acusados, Motivos personales o Desaparecida, esta es su serie.

19

01 2017

Gran Hemano VIP

Neus Aguiló. Finalizada la enésima edición de ‘Gran Hermano’, Telecinco no pierde el tiempo y ya lo tiene casi todo listo para estrenar otra enésima edición del  mismo programa pero con concursantes vip. Como suele ser habitual, los que concursan no son tan famosos porque a muchos de ellos no se les conoce. Dicen que el público se ha cansado de tronistas, familiares de Isabel Pantoja o concursantes repescados de otros realities. Por ello, esta vez el cásting ha intentado apuntar un poco más alto. Este año, entre los habitantes de la casa se contarán una presentadora de un programa de televisión, un extriunfito, un concejal del Partido Popular, el exrepresentante de Belén Esteban (quien por lo visto acabó muy mal con la de San Blas) y algunas caras más conocidas (aunque desaparecidas de escena) como Irma Soriano, Ivonne Reyes, Alfonso Caparrós o Emma Ozores. Los famosos –o aspirantes a serlo– también pasan por malos momentos y buscan, entrando la casa de Guadalix, una manera de darse a conocer o de reflotar sus carreras. El desgaste del formato empieza a ser evidente pero continúa siendo rentable, sobre todo, para dar que hablar al programa de Ana Rosa Quintana y, por encima de todo, a Sálvame.

10

01 2017

Viejas glorias

Iris Luque. Ya está aquí, ya ha llegado.  En poco tiempo dará comienzo una nueva edición de Gran Hermano VIP, y con esta ya van cinco. He de confesar que nunca he sido muy fan de Gran Hermano, pero a la versión clásica le tengo más aprecio. Empezó como experimento social y aunque ahora se haya desvirtuado hacia la farándula más rancia, siempre quedan concursantes nostálgicos que dejan entrever la esencia del programa. Pero Gran Hermano VIP es otra cosa. Un batiburrillo de famoseo que expone sus vergüenzas en la pequeña pantalla, con figuras actuales como Daniela Blume o Aless Gibaja y viejas glorias que desaparecieron hace años de la parrilla televisiva más conocida, como Alonso Caparrós. En el fondo, son estos últimos los que más lástima me producen. Antiguos mitos que luchan por tener sus minutos de fama. Que buscan que la audiencia no les olvide, y volver a los platós de televisión o al interior de la prensa rosa. Parece ser que la fama es tan adictiva como el tabaco, así que algunos personajes televisivos deberían plantearse que su momento de gloria ya ha pasado, y dejar los focos a un lado y desintoxicarse de los realities como quien abandona el cigarrillo.

04

01 2017

Necesaria e insuficiente

Urko Urbieta. A Telecinco le gustan los líos. Si no les ha bastado la polémica con ese franquismo rosa achampañado que ofrecen en la infecta Lo que escondían sus ojos, la semana pasada volvieron a liarla con el estreno de El padre de Caín, miniserie que encendió las redes sociales una vez más. La ficción, basada en una novela de Rafael Vera, exsecretario de Estado de Seguridad y condenado a 10 años de prisión por su implicación en el secuestro de Segundo Marey por los GAL, sigue a Eloy (Quim Gutiérrez), un guardia civil destinado a San Sebastián en los 80 para luchar contra ETA. En Madrid deja a su mujer embarazada (una poco aprovechada Oona Chaplin) e inicia una tórrida relación con Begoña (Aura Garrido, que no parece cómoda en el papel asignado). Lo mejor que se puede decir de esta producción es que es arriesgada en su historia –pocas veces se ha tratado en televisión el entorno de la banda terrorista– y que cuenta un look final muy cinematográfico. Eso sí, la innecesaria historia de amor alarga y entorpece el resultado final de la serie, que no termina de dar todo lo que prometía. Esforzado trabajo de Quim Gutiérrez y mención especial para Patxi Freytez, que da vida a su compañero, y Teresa Hurtado de Ory, como su amargada esposa. En definitiva, El padre de Caín es tan correcta como insuficiente.

18

12 2016

Mal sabor de boca

María de Lluc García. No me considero una seguidora del programa dedicado a la música La Voz, pero sí que es verdad, que cuando tengo un hueco lo miro. El otro día  llegó la esperada semifinal al concurso de Telecinco y he de reconocer que me dejó un mal sabor de boca. La mala organización y repetición fueron una constante toda la noche. Cada vez que el presentador, Jesús Vázquez, se quedaba sin tema de conversación se ponía a hablar de la vestimenta de los coaches, Alejandro, Melendi, Malú y Manuel, resaltando la americana de lentejuelas de este último. Otra de las cosas que me llamó la atención, fue el momento de pasar a publicidad. Aparte de la cantidad de anuncios que te inyectan en vena, me pareció una falta de respeto que en todas las ocasione interrumpieran a la persona que estaba hablando. Sé que puedo parecer muy perfeccionista y que el programa se emite en directo, pero un espacio televisivo que lleva tantos años en antena tendría que mejorar estos detalles. Sin embargo, es la primera vez que coincido con los entrenadores a la hora de elegir a los concursantes finalistas. Ahora me queda esperar si en la final correré la misma suerte.

Etiquetas: , ,

16

12 2016

La pena del telediario

Emili Gené Vila. Como leí en un tuit: “nunca un minuto de silencio dio para tantas horas de ruido”. Pasó algo parecido con la niña presuntamente agredida o acosada en un colegio de Palma: portadas de informativos y alarmismo social. Semanas después, ni rastro. Esta semana, he visto algunos telediarios que arrancaban con la declaración del asesino de Marta del Castillo. Esta era la noticia más relevante de la jornada en el país y en el mundo: la reconstrucción del crimen, filmada por la policía y entregada a los medios como carnaza. Da igual que se trate de Rita Barcerá o Fidel Castro, de un niño en una escuela o de una chica desaparecida después de una fiesta. Y que conste que no hablo de Telecinco. Es la tendencia dominante en los medios. ¿Se acuerdan de los tiempos de ‘Crónicas marcianas’, ‘Esta noche cruzamos el Mississipi’, ‘Tómbola’? Aquella televisión bizarra que celebraba el desmadre mediático que dejaba la resaca de la movida de los 80. Pero llegó el crimen de Alcàsser y tocamos techo. Basta ya. Nunca más. Adiós a Nieves Herrero. O eso creíamos. Han pasado los años y el mercado se ha recuperado. Todo olvidado. Ahí están ‘Salvame’ liderando audiencias y telediarios que son una pena.

28

11 2016

Los malos también se enamoran

Urko Urbieta. Telecinco ha pasado la novela de Nieves Herrero, Lo que escondían sus ojos, por la thermomix del gusto de sus espectadores para dar a luz una miniserie, que a ratos parece un anuncio de Ferrero Rocher, otras juega a querer ser un melodrama clásico tipo Madame Bovary, e incluso intenta atrapar a los fans de El tiempo entre costuras, con una trama de espías bastante más interesante que la historia de amor de sus protagonistas. La miniserie cuenta la relación adúltera entre uno de los altos cargos del primer gobierno de Franco, el temible Serrano Súñer –aquí vergonzosamente dulcificado y al que venden como héroe romántico–, y la que fue musa de Balenciaga, la Marquesa de Llanzol. Olvídense de la España de postguerra. Que la mayor parte de los españoles estuviese pasando hambre y penurias en esa época importa más bien poco a los responsables de Lo que escondían sus ojos. Solo buscan mostrar una España franquista endulcorada, llena de fiestas, champán y trajes de alta costura. El primer capítulo, con una dirección acartonada de Salvador Calvo, se beneficia de una excelente Blanca Suárez y un competente reparto de secundarios. Eso sí, el flojísimo trabajo de Rubén Cortada (ay, ese acento que se le escapa a ratos) y la nula química con su partenaire arruinan los pocos logros de la serie.

27

11 2016

La sequía seriéfila de Telecinco

Urko Urbieta. En sus comienzos, Telecinco era famosa por las ‘mama chicho’. Luego, gracias a Médico de familia, la cadena destacó por contar con algunas de las series españolas de los 90 y principios de los 2000 más novedosas y de éxito. Pero en los últimos años se han empeñado en rellenar su parrilla de mil y un realities, que destapan lo peor del género humano. Los buenos réditos en audiencia de esta ‘cutretelevisión’ parecen haber conseguido que el canal apueste, poco o nada, por ficción de calidad. Y eso que El Príncipe, con sus muchos defectos, fue un triunfo y una serie bastante potable. Tras los batacazos de dos comedias malas a rabiar, como Aquí paz y después gloria o Anclados, y las poco inspiradas Chiringuito de Pepe y B&b en 2015, Telecinco lleva ya más de un año sin estrenar una serie nueva, aunque tiene en la recámara varios proyectos que, por uno u otro motivo, no ven la luz: el ‘thriller’ Sé quién eres, con Blanca Portillo, lleva meses terminado; La verdad, con Jon Kortajarena y Lydia Bosch, que rueda ahora sus últimos capítulos, tampoco encuentra sitio; lo mismo con las miniseries El hijo de Caín, Perdóname, señor o Lo que escondían sus ojos. Lo último que sabemos es que su nueva comedia, BByC, ha sido cancelada antes de su estreno… y, mientras, están al caer GH VIP o Supervivientes. Ay, señor, señor…

17

10 2016

Piques

Neus Aguiló. Tal vez Mercedes Milá eche de menos ser la presentadora de ‘Gran Hermano 17’. Después de tantos años al frente del programa, quizás no le resulte fácil ver ‘GH’ en casa, desde el otro lado de la pantalla. Hace unos días se produjo un pique entre la periodista y Mediaset. Milá aseguró -ante la bajada de audiencia del reality- que «los números cantan, este año está siendo más difícil para mis compañeros y yo me muero de pena», a lo que Mediaset respondió que ‘GH’ sigue siendo uno de los espacios más vistos y que no había motivos para tanto sufrimiento. En absoluto soy fan del programa y mucho menos de Jorge Javier Vázquez pero Milá bien podría medir sus palabras: no le hace ningún favor a Jorge Javier, con quien dice mantener una buena relación; está claro que el omnipresente presentador pensará que con amigas como Milá no le hacen falta enemigos. Por otra parte, las opiniones de Mercedes tampoco ayudan nada a Mediaset, grupo para el que trabaja en un nuevo proyecto. Es cierto, la veterana presntadora ha sido poco humilde pero también hay que reconocerle el mérito de haber estado al frente de la madre de todos los realities durante infinidad de años.

Etiquetas: , ,

11

10 2016

Pesadilla más que show

Margalida Ramis. Gran Hermano ha llegado ya a su 17 edición, conducido en esta ocasión por Jorge Javier Vázquez. Pero este programa, que en su debut fue un auténtico fenómeno televisivo y sociológico, a estas alturas ya se ha convertido más en una pesadilla que en un show. No entraré a debatir sus niveles de audiencia, que deben valorar los responsables de la cadena para saber si es rentable seguir o no con su edición, pero sí debo reconocer que me parece de lo más aburrido. Los concursantes son cada vez más farsantes y poco queda ya de la originalidad de sus inicios. Gran Hermano ya no consigue ni entretenerme mientras ceno y tengo la televisión encendida. Quizás ha llegado la hora de replantearse el formato de este concurso, de buscar otro perfil de concursantes o, simplemente, eliminarlo de la parrilla. ¿Aporta algo? ¿Interesa a alguien la vida de una panda de vagos que, en ocasiones, no tienen ni la más mínima educación? En mi opinión no, por mucho ‘voyeurismo’ que impere en nuestra sociedad. Pero ahí sigue, y siempre aparecen las imágenes de los habitantes de Guadalix sin hacer nada de nada cuando uno hace zapping en busca de entretenimiento.

30

09 2016