Entrada etiquetada ‘telediarios’

Atención, paren rotativas

18

01 2014

Gemma Marchena. Los telediarios no tienen término medio. Resultan machacones con los temas ‘importantes’, por decir algo, pero luego se ceban en las noticias más intrascendentes que no se sabe como han subido de categoría. Si uno repasa la escaleta de un telediario, en el top 5 están la imputación de la Infanta, Gamonal, la consulta de Cataluña, la Ley del Aborto y Bárcenas. Pero estas informaciones sólo suponen un cuarto de hora de informativos. ¿Qué hacemos con el resto del telediario? Rellenarlo. Da igual de que sea, de tonterías supinas o crema pastelera. El caso es que los minutos son eternos. Esta semana la misma presentadora que desgranaba con seriedad las críticas a la Ley del Aborto, luego sonreía coqueta por el video que incendia Internet con el niño andaluz de dos años que baila flamenco. Y no sólo eso, que se atreve a cantar al mismo tiempo. Encima lleva un pijama de Pepa Pig. Así que tenemos un niño andaluz bailarín que se suma a los niños chinos que se quedan atrapados entre dos paredes y movilizan al parque de bomberos de Guangdong. ¿Más pruebas de que la civilización occidental está en decadencia? Una noticia sobre un carrito con un bebé satánico que asusta a los viandantes. Eso antes era digno de Videos de Primera. Cualquier día de estos abre el telediario el caso de un coreano que canta y baila raro. Al tiempo.

Etiquetas:

Dolores de parto

26

01 2013

Gemma Marchena. Cada vez que salen publicados los datos del paro o de la Epa me entran dolores de parto y eso no hay epidural que me la quite. Vamos, ahora mismo en la sanidad pública no te la aplican por semejante motivo aunque te entre dolor de riñones y se te cierre la boca del estómago cada vez que veo que nos acercamos inexorablemente hacia los seis millones de parados. Así que no hay mejor solución que esos días quitar los telediarios para evitar hacerse mala sangre. Para reforzar el tratamiento, recomiendo rebuscar en Internet programas internacionales, como Proefkonijnen. Si teclean su nombre en la red aparecen dos chicos holandeses que se dedican a sufrir en sus propias carnes lo que se les pase por la cabeza. Hace unos meses decidieron probar el canibalismo y se arrancaron trozos de su culo y su estómago y se lo dieron a probar al otro después de cocinados. Ahora han decidido comprobar como es eso de los dolores de parto y durante dos horas les colocaron electrodos que les daban descargas en barriga y riñones mientras se revolcaban de dolor en una cama. Dos horas aguantaron los tipos. Nada más. Propongo este tratamiento a todo aquel que diga que la reforma laboral ha ahorrado muchos despidos en España. Sin epidural, por favor.

Telediarios

22

06 2012

Amaya Michelena. Para muchas personas de ideología conservadora, escuchar los telediarios de la cadena pública es algo menos que vergonzoso, como eternamente vinculados al socialismo oficial. Por eso me critican, porque siempre sintonizo la Primera para ver las noticias. Y es que, para mí, las noticias, la información, es algo serio. Algo que nos conecta con el resto del mundo y cualquiera que tenga bien engrasado el mecanismo mental del sentido crítico –como yo– no es un problema el posible porcentaje de propaganda institucional que te cuelan en todos los noticieros. Por eso sigo prefiriendo los telediarios de toda la vida, con la imagen seria –un poco seca– de Ana Blanco y sus excelentes corresponsales por el mundo. Aunque las otras cadenas han intentado todas las fórmulas posibles para arrebatarle audiencia, siguen pinchando. ¿Por qué?Porque plantean la información como un espectáculo –incluso con presentadoras sexys y escotadas– y eso les hace perder cualquier milímetro de credibilidad. Y ahora, para colmo, te meten entre noticia y noticia un «consejo comercial» que presenta lo mismo el periodista que te está dando las noticias que la chica del tiempo. ¡Qué ridículo!

Etiquetas: