Entrada etiquetada ‘televisión’

Bajo la superficie

16

08 2015

Telecinco ha estrenado esta semana otra serie de segunda para ‘amenizar’ las noches de verano. De verdad, quiero escribir una crítica positiva, pero las cadenas se empeñan en que no lo haga. Secretos y mentiras sigue a Ben Crawford (Ryan Phillippe), que pasa de ser considerado un honesto padre de familia a sospechoso de asesinato después de que descubra el cuerpo de su pequeño vecino, Tom Murphy, en el bosque. Para demostrar su inocencia pondrá patas arriba su vecindario, descubriendo muchos secretos y mentiras escondidos bajo esa capa idílica de vecindad. El primer problema de la serie es que su guión sigue paso por paso las reglas del juego en este tipo de historias, sin una pizca de innovación: familia que se desintegra, policía antipática y un entorno donde todo el mundo es sospechoso o tiene algo que esconder. Además, los personajes son planos y la dirección deja tanto que desear, que parece un telefilme barato. Si esto no fuera suficiente, la elección del casting principal es un error de peso: nadie puede creerse a Ryan Philippe, que solo hizo carrera en cine mientras enseñaba el culo (Sé lo que hicisteis el último verano, Studio 54, Crueles intenciones…), como padre de una adolescente de 17 años que se gana la vida como pintor de brocha gorda. Eso sí, necesito que me cuenten cómo puede vivir en semejante casoplón con ese sueldo. Eso sí que es sospechoso.

 

Éxitos de verano

12

08 2015

La temporada estival suele significar sequía de calidad y buenas propuestas en la pequeña pantalla. Por eso, muchas cadenas aprovechan para sacar del cajón producciones, la mayoría ficción norteamericana, para rellenar sus parrillas. Aunque a veces, con un poco de suerte, esa oferta se salda con gran éxito y tiene continuidad en el otoño, cuando el consumo televisivo se dispara. Es el caso de The Flash, una serie del universo DC Comics que ha causado sensación en las noches de verano de Antena 3. Esta producción de la yanqui The CW, que es a su vez un producto derivado de Arrow –otro acierto de la cadena de San Sebastián de los Reyes–, ha logrado acercarse al 20 por ciento de share en muchas de sus emisiones. Haciendo memoria, muchas otras series americanas se han hecho un hueco durante el estío. Embrujadas, Buffy Cazavampiros, The O.C., Friends, Dawson crece, entre muchas otras, ya se consolidaron años atrás –un pasado no tan lejano–. También, recientemente, la propia Arrow o Bella y bestia. ¿Quién dijo que el verano televisivo es aburrido? Si las televisiones privadas se pusieran las pilas, tal y como hacen en USA (muchas de sus series estrella se estrenan en esta época), otro gallo cantaría.

Apantojados

07

08 2015

Ver los titulares de las noticias de las televisiones de este país es ver un reflejo de cosas que no cuadran y no funcionan. Y no solo de los informativos, sino de cualquier programa. El permiso de Isabel Pantoja para salir de la cárcel y su posterior ingreso en un hospital ha sido, de nuevo, un circo mediático, absurdo y lamentable. De nuevo muchos espacios televisivos se han volcado en la vida de una persona que está cumpliendo condena, en primer lugar, privándola de su derecho de gozar de permisos carcelarios en su propia intimidad; y en segundo, dándole bombo y platillo a una noticia que no lo merece: una presa tiene un permiso y durante este periodo va al hospital. En un mundo plagado de noticias importantes, con una sociedad dividida, desencantada y llena de problemas, los canales se centran exclusivamente en la vida de una tonadillera juzgada y condenada, venida a menos, en vez de centrarse en otras noticias más relevantes y de calado para el público generalista. No solo ya programas temáticos como Sálvame. Incluso los servicios informativos. La capacidad de algunas televisiones para desviar la atención es enorme, más bien gigante.

 

Tertulias económicas

03

04 2015

Alfons Martí. Las televisiones reflejan la obsesión de la política por la economía. Cada vez que sale el Gobierno o sus adversarios es para hablar de números. El líder de la oposición se siente un jabato si logra nombrar unas cifras negativas de las arcas del gobierno. En los magazines de información, sea matutinos o vespertinos, no faltan ni expertos ni contertulios que lanzan dardos matemáticos. Son intervenciones muy graves, en tono apocalíptico o absoluto. Se ríe muy poco. Es un baile de palabrotas de argot tipo: déficit, saldo, superávit… hasta llegar a la sagrada palabrota ‘deuda’. Entonces, todos se cuadran. Los telespectadores, mientras, no entienden absolutamente nada. Solo son claros cuando hablan de los griegos , por ejemplo. Pero no va ni del milagro de la libertad antigua, ni las hazañas de Ulises u Orfeo, ni siquiera de la música que marca la vida del pueblo griego de hoy. No. Se trata de pasar del argot incomprensible a las amenazas barriobajeras. «Los griegos no nos devuelven el dinero». Y ningún tertuliano aclara que ‘el dinero’ es de nuestro trabajo, tomado sin permiso para prestarlo a gobiernos extranjeros con usura. Curioso: saben citar tablas de numeritos pero no saben hablar. Aunque sí montar numeritos.

Etiquetas: ,

Vida saludable en televisión

14

05 2014

Alfons Martí. Desde hace décadas, no hay programa que se precie que no tenga una sección de salud, aerobic o consejos para estar delgado y fresco. El magacín matinal de Mariló Montero no sería nada sin esas largas explicaciones y consejos para llevar una «vida sana y saludable». Y todo muy científico: con diagramas, dibujitos y la imprescindible puesta en escena de ejercicios y saltitos. El mensaje es confuso pero es obvio que nos quieren convencer de lo imprescindible que resulta preocuparse total y exclusivamente en la exhibición de fuerza y perfección físicas.
Adorar el cuerpo, que se refleje en las impresiones ajenas y sentirnos adictos al gimnasio y el movimiento físico sin más objetivo que sentirnos fuertes y vitales. En la peli Perseguido  ya se muestra al gobierno llamando a la población a seguir las instrucciones del Capitán Libertad en TV. «Si deseas algo, debes sufrir», es su lema. Y un ejército de chicas van moviéndose detrás para que las sigamos en perfecta formación militar. Y mientras sufres castigo físico, a obedecer y creer en todo lo que digan los voceros de arriba. Así que hip hop, a sufrir, pero felices.

Córtate tú

23

11 2012

Javier J. Díaz. Bastante sería si a estas alturas tuviera que dar explicaciones de lo importante que ha sido, es y será la televisión. Aunque cada día sea más escaso, su poder didáctico es grande. A través de ella se aprende mucho ya sea de conceptos, de experiencias o de algo tan sencillo, y a la vez mágico, como ver la realidad a través de un cristal.
A ese derecho a la información, que tanto costó conseguir, le vino como anillo al dedo la televisión o la radio. Sin embargo, los tiempos que corren, con una economía pendiente de un hilo, está haciendo peligrar todas esas virtudes.
Unos años atrás, un ciudadano tipo de esta comunidad tenía muchas vías para acercarse a su realidad. Una virtud que se está perdiendo cada día un poquito más.
Zafarse de ella es difícil pero si se cortan las uñas al gato, ya no se podrá defender. Y si cortamos a los profesionales, ya no nos podrán informar. Es así de sencillo.
Ahora más que nunca, ver los informativos de IB3 es la única forma de demostrar que queremos que todo siga como hasta ahora.

La Vieja’l Visillo

11

04 2012

Neus Aguiló. Con permiso de Cervantes existen dos maneras de acercarse a la realidad manchega. Una más intelectual y extravagante es con las películas de Almodóvar, otra, más costumbrista, es con los personajes de José Mota. Aunque es cierto que a veces rozan la caricatura, también lo es que en la manera de hablar y en la forma de vestir calcan a algunos de los habitantes de La Mancha más rural. Mota se sirve de la idiosincrasia de su tierra para hacer un humor amable que gusta a casi todos. Si nos damos un paseo por los pueblos manchegos, veremos a señores mayores reunidos en la plaza del ayuntamiento, ataviados con una boina, un bastón, una camisa de cuadros y con un cigarro en la boca, todo al más puro estilo José Mota. Aunque el personaje que está de moda ahora es la Vieja’l Visillo. «Todo pueblo de España tiene una vieja’l visillo», rezaba una de las canciones del humorista. Y es que ese estribillo tiene algo de cierto. ¿Quién no ha visto alguna vez a una abuela espiando detrás de una ventana? Pero es que a la entrañable Vieja’l Visillo se lo perdonamos todo, porque al fin y al cabo todos somos un poco cotillas como ella y es con ella que nos reímos todas las semanas.

Tele o red

02

03 2012

Emili Gené. La convergencia entre televisión e Internet es inevitable por mucho que se empeñen en retrasarlo como quieren los capos del cine. Los discursos defensivos (ejemplo: gala de los Goya) se contradicen con los hechos. Vayatele (Telecinco) y Yomvi (Canal+) ya ofrecen en sus portales algunos estrenos. Y varios canales se apuntan a la revolución (sic) de emitir series simultáneamente a su emisión en EEUU, la única estrategia sensata ante la facilidad e inmediatez de descarga en la red. Veremos qué pasa con la segunda temporada de ‘Juego de tronos’, anunciada por HBO para el próximo 1 de abril. Aquí tendremos que esperar más de tres semanas para verla en Canal+ (un tiempo que aprovecha la cadena para reponer la primera temporada en Canal+2). Lo que en otra época nos hubiese parecido un regalo del cielo hoy puede recibirse como espera insufrible, y no parece que los fans de la serie estén por la labor de dejar pasar 23 días antes de disfrutar de las hazañas de ‘Game of Thrones’ frente a un canal de pago, cuando multitud de webs sin ánimo de lucro facilitan al momento el intercambio de los distintos episodios, subtítulos incluidos.

Etiquetas: ,

Un barco a la deriva

21

11 2011

Gemma Marchena. Fue sin querer, lo juro. Pero estaba en casa de un familiar pasando el fin de semana en la Península y esa noche había que ver El Barco, sí o sí. Ver una serie empezada de la que apenas se tienen referencias era arriesgado. Si encima era española y de ciencia ficción, iba directa al suicidio. Y mis sospechas se confirmaron en seguida. En El Barco hay un puñado de españoles que han sobrevivido a un apocalipsis misterioso. Qué casualidad que son todos jovencitos y tienen la pile tersa y las carnes prietas. No hay feos. Con estos mimbres, a mí se me ocurre que tienen la santa obligación de perpetuar la especie humana, de la que saldrán niños marineros y guapos. Hay destellos de misterio, tipo un pato que aterriza en El Barco, lo que confirma que hay tierra firme habitable más o menos cerca. Y un tipo malvado dentro de la nave. Eso sí, no hay escasez de víveres porque las bodegas son infinitas. Una pena, porque el hambre daría más enjundia a la trama: es decir, ¿me como a Mario Casas que está más tierno o Juanjo Artero que parece más fibroso y con más sabor? Las escenas de adolescentes enamorados me sobran, lo mismo que media hora de serie alargada para albergar más anuncios. Me bastó con un capítulo, la verdad.

Etiquetas: ,

El otro ‘Gran hermano’

21

11 2011

Urko Urbieta. La Sexta estrenó el miércoles Vigilados, una serie muy publicitada gracias a sus productor J.J Abrams (creador de Perdidos).

Si esperaban algo diferente tipo Lost, se han equivocado ‘de cabo a rabo’ porque la serie es un procedimental más (al estilo CSI) pero con un punto de partida muy interesante y, sobre todo, inquietante. Tenemos a una persona (Michael Emerson, el Ben Linus de Lost) que tiene acceso a una máquina capaz de predecir qué persona va a verse involucrada en un evento violento, así como la capacidad de pinchar teléfonos, escuchar charlas privadas y usar la red de cámaras instaladas en las calles de Nueva York a su antojo. Para evitar esos incidentes cuenta con un ‘brazo ejecutor’ (Jim Caviezel, el Jesus de La pasión de Cristo), antiguo soldado de las Fuerzas Especiales que averigua de qué modo van a estar involucrados los objetivos en algún tipo de crimen e impida que tenga lugar.

 

El gran problema de la serie es su protagonista, Jim Caviezel, el actor 0 carisma, con más horchata que otra cosa en las venas para hacernos creer que es este superhéroe ‘fascistoide’, surgido de la obsesión estadounidense por controlar la vida de los ciudadanos tras el 11-S. A pesar de ello, la serie se deja ver, pero es menos de lo que muchos esperábamos de esta serie.

Etiquetas: ,