Entrada etiquetada ‘The Newsroom’

Los últimos 6 episodios

17

11 2014

Emili Gené. Dicen que el periodismo languidece, acunado por la crisis empresarial, el auge de Internet y la sociedad espectáculo. El periodismo de verdad, este que investigaba y profundizaba y criticaba antes del pensamiento único y la banalidad. No sé si agoniza pero sí sabemos que acaba The newsroom, una de las mejores series dedicadas al periodismo combativo, al estrés informativo, a la pasión de contar. Se ha estrenado la tercera y última temporada. Esta semana podemos ver el segundo episodio en alguno de los muchos pases (Canal+ Series, Canal+HD, Canal+1, Canal+2) programados, si es que usted sigue las series por la tele. Una gran serie. Ritmo endiablado, diálogos más que brillantes, personajes adorables. El gruñón egocéntrico y su ex en torno a los que orbita una redacción con una interacción de lo más intensa. Actualidad rabiosa (los capítulos se escriben casi al dictado de los teletipos) y despedida de Aaron Sorkin: «Nunca volveré a escribir guiones para la televisión». Tras haber parido El ala Oeste de la Casa Blanca, Studio 60 o The Newsroom, ¿quién se atreve a mantener el listón?

 

Etiquetas: ,

Ojalá fuera cierto

27

09 2012

Jennifer Munar. Lamento tener que desencantar a todos aquellos que hayan comenzado a seguir The Newsroom en Canal Plus, pero el periodismo no es un cuento de hadas. Poco o nada de lo que sucede durante los episodios coincidiría con la redacción real de una televisión.
El creador de la serie, Aaron Sorkin (El Ala Oeste de la Casa Blanca) nos presenta el informativo televisivo en el que todo periodista quisiera trabajar. Un telediario riguroso, que pone como prioridad la información de interés público y que se preocupa más por el contenido de sus noticias que por la audiencia. En definitiva, un informativo totalmente irreal. Precioso, sí, pero falso.
Sin embargo, ese frenético día a día en la redacción, sumado a las relaciones entre los personajes (un presentador un tanto narcisista, una productora idealista y una becaria bipolar, entre otros) hacen de The Newsroom un producto muy disfrutable. Y mucho más si, como hago yo, se dejan un poco de lado los discursos grandilocuentes que su creador intenta colarnos con demasiada insistencia en todos los capítulos.
Aunque quizá toda esa elevación del periodismo por parte de Sorkin tenga un propósito. Tal vez su intención sea que, algún día no muy lejano, alguien tome ejemplo de sus personajes y, lo que hoy es un ideal, llegue a convertirse en un hecho.