Entrada etiquetada ‘The walking dead’

Negan

Nacho Jiménez. El último villano de The walking dead, Negan (al que da vida Jeffrey Dean Morgan), y su mejor amiga, el bate Lucille, se estrenaron por todo lo alto en el primer episodio de la séptima temporada de esta serie que, he de reconocer, se está haciendo ya algo cansina. El capítulo de inicio fue, sin duda, uno de los mejores de la serie. No solo porque se desveló quién moría de manos de Negan –con una sorpresa que me puso los pelos de punta, así como a medio mundo–, sino por su ritmo y la ansiedad que provoca en cada una de sus secuencias. Eso sí, insisto, las tramas de The walking dead parece que se repiten. La misma historia: un villano acecha a los protagonistas, quienes deben huir del lugar donde se alojan en ese momento; entonces, algunos de sus protagonistas se pierden por el camino y finalmente se reencuentran en el momento más apropiado y salvando el día. Es así, ¿o no?
Aún así, los productores y guionistas de la serie se las ingenian para que el público quiera más y más, aunque los zombies ya no den tanto miedo. Ahora, el que da miedo es Negan, aunque ya sabemos que los buenos, al final, serán quienes se salgan con la suya.

09

11 2016

Evangelización sobrenatural

Jennifer Munar. La cadena AMC continúa en su línea de adaptación de novelas gráficas con tintes sobrenaturales, y tras el éxito de series como The Walking Dead y Fear the Walking Dead la semana pasada emitió el primer episodio de Predicador (Preacher). Esta ficción, que todavía no tiene una fecha determinada en nuestro país, cuenta la historia de un predicador de un pequeño pueblo sureño tras ser poseído por un criatura sobrenatural. Entre otros personajes nos encontraremos con un vampiro irlandés y un adolescente con cara de culo (literal, tiene un trasero en el rostro).
El piloto resulta ambicioso y desprende una esencia pulp que encandila, pero es cierto que, para aquellos que no hemos leído los cómics, en ocasiones es imposible rellenar ciertos huecos de guion. Falta algo de contexto, que esperemos vayan proporcionando a medida que avanza la serie. Predicador llega a la televisión deshinibida, desafiante y canalla, dispuesta a escandalizar a más de uno con su propuesta narrativa y estética. Una serie que quiere evangelizarnos para descubrirnos un mundo en el que las líneas del mal y del bien quedan difuminadas.

02

06 2016

Ya era hora, Negan

Nacho Jiménez. Cuidado para todos aquellos que no hayan visto aún el final de la sexta temporada de The Walking Dead, este artículo contiene spoilers. Tras el aviso, entremos en materia. Después de una temporada más bien introspectiva, con menos acción y más centrada en los dilemas morales y desavenencias del grupo protagonista, el último episodio, por fin, encendió una mecha que promete mucho. Tras una temporada escuchando el nombre de Negan, el susodicho hizo acto de presencia en el último episodio de la sexta entrega de esta serie de zombies. Su aparición fue breve, apenas unos minutos antes del fundido negro, pero qué aparición… Negan y su bate Lucille –todo apunta a que lo veremos mucho en el futuro– dejó a todos los espectadores con la boca abierta, el corazón en un puño y una tristeza infinita, ya que la serie de AMC no volverá hasta octubre. El final nos dejó una incógnita, ¿a quién ha matado Negan? Puede ser cualquiera, desde Rick hasta Daryl, ¿o será Glenn?, ¿o tal vez Maggie, embarazada?, ¿o quizá Rosita? El que escribe este artículo se la juega con una apuesta: Glenn. Es el giro que necesita la serie para despertar y volver a la maestría adictiva, que no da respiro, de temporadas anteriores.

Etiquetas: , ,

06

04 2016

Series en el cine

Emili Gené Vila. De la tele al cine. La guerra por el nicho emergente de las series televisivas (Movistar, Netflix, Fox, Atresmedia que acaba de lanzar su propio canal de series…) llega hasta la gran pantalla. Un festival que es todo un ecosistema (proyecciones, talleres, entrevistas, exclusivas, debates, coloquios) que se ha puesto en marcha este fin de semana en Madrid, continúa el próximo en Barcelona y acaba en Málaga los días 28 y 29 de este mes. Este Festival de Series de carácter intensivo (multitud de actividades programadas a lo largo de solo seis horas de tarde-noche y distribuidas simultáneamente en cuatro salas de un mismo recinto) abarca el espectro cada vez más amplio de la seriefilia. De la realidad virtual a la mitomanía. Preestrenos mundiales como el de Versailles o exclusivos como el doble episodio final de CSI. Sesiones golfas, cómo se compra una serie o BirraSeries. Pero el plato fuerte es ver episodios míticos (de Twin Peaks o Friends a The walking dead, The good wife, Fargo o Anatomía de Grey) en una sala de cine. De golpe, la pequeña pantalla (tele, tablet, portátil) crece: las series forman parte del séptimo arte.

16

11 2015

Un gran arsenal de trucos

Jennifer Munar. The Walking Dead es una de esas series que tiene la capacidad de no dejar escapar al espectador. Nadie sabe la de veces que he pensado: hasta aquí hemos llegado, no voy a ver ningún episodio más. Pero entonces alguien entra en peligro mortal. O empiezan a usar el blanco y negro para parecer modernillos. O, en definitiva, usan uno de los muchos trucos que tienen el arsenal para obligar a la gente a pegar sus posaderas en el sofá y no pestañear durante 40 minutos. El comienzo de esta temporada fue una de esas ocasiones. Tras no conectar con los primeros episodios decidí que me bajaba del tren de la invasión zombi. Y entonces se emitió el tercer capítulo. Para los más sensibles, –atenciónspoilers– a partir de aquí. En ese tercer capítulo, uno de los personajes más queridos por los seguidores de la serie parece morir. De la manera más estúpida posible, debería añadir. Esta supuesta muerte causó un gran revuelo en las redes sociales, aunque tratándose de The Walking Dead yo no lo daría todo por perdido. Como he dicho antes, tienen el mayor arsenal de trucos de la televisión, y es más que probable que este sea otro de ellos. Sea como fuere, tendré que ver el siguiente capítulo. ¡Ay!

28

10 2015

Sectario, anticuado y rancio

Urko Urbieta. El nuevo programa de debate de La 1, Así de claro, no sólo debería retirarse por sectario, que lo es, si no por la poca calidad del producto: problemas de sonido y realización, un presentador bochornoso, Ernesto Sáenz de Buruaga, y unos contertulios, Victoria Prego, Francisco Vázquez y Joaquín Leguina, entre otros, que parece que estamos viendo la versión española de The Walking Dead. En definitiva, un producto tan anticuado que nos traslada a otra época. ¿He sido duro? Pues tengo más veneno que soltar. La existencia de este programa, que podría estar hecho por la propia TVE, se debe exclusivamente a la amistad de Buruaga y la productora con la que trabaja con el PP. Lisa y llanamente. Los trabajadores de la Pública ya han exigido la supresión de este pestiño, que en su dos primeras entregas ha conseguido una audiencia ‘estratosférica’: se estrenó con un 6,5 %, y este lunes cayó a un 5,7 % de cuota de pantalla. Un exitazo, vamos. Si esto no fuera suficiente, los contertulios cobran 500 euros por participación, 4,5 veces más de lo que se cobra en otros programas de este tipo. Pero la gota que colma el vaso sucedió este lunes, cuando una basura de persona –no daré su nombre porque no lo merece– ofendió a un desahuciado que contaba su caso. Y la actitud del presentador, que de periodista ya tiene poco, no fue la adecuada, en mi opinión. Por eso digo: ¡no con mis impuestos!

07

06 2015

Grandes

Nacho Jiménez. Está siendo una semana grande para los amantes de las series. Por un lado, la vuelta de Rick Grimes y lo suyos en el esperado regreso de The Walking Dead, y vaya inicio… Por otra parte, el estreno de Better Call Saul, precuela de la excelente e inolvidable Breaking Bad, que debutó en la televisión americana con récord de audiencia en las cadenas por cable (en España se emite en Movistar Series un día más tarde de su emisión en EEUU). Habrá que ver si las aventuras del alocado abogado Saul Goodman convence en próximas emisiones. El dato de su estreno podría ser un espejismo, ya que viene dado por la ausencia de su serie madre (millones de personas de todo el mundo, y yo mismo, la echamos mucho de menos). Habrá que dejar ver cómo avanzan los episodios y cómo se desarrollan sus tramas para conseguir engancharnos tanto como Walter White y Jesse Pinkman. De momento, la audiencia ha dicho sí, pero ya sabemos cómo funcionan estas cosas de la tele, siempre es una incógnita. Sus creadores, eso sí, prometen cameos interesantes. ¿Volverá Heisenberg? En cuanto a los zombis, por los comentarios que he leído en las redes sociales, no ha gustado demasiado. A mí, en cambio, me pareció una vuelta sensacional (exceptuando algo, un spoiler que no desvelaré). Quizás muy poco atractivo como inicio de temporada, pero sí que pone la primera piedra para construir algo que se avista interesante, como poco.

11

02 2015

Construir/Autodestruir

Nacho Jiménez. Bombazos como The Walking Dead, Breaking Bad o Mad Men, ya series de culto para los amantes de la pequeña pantalla, han catapultado en la última década al canal norteamericano AMC. Es más, se podría decir que esas series han definido su línea: calidad. Por eso, cuando aterrizó AMC España en los operadores de pago mi alegría fue máxima. Y una de sus propuestas me llamó la atención: Halt and catch fire, sobre la guerra informática que se fraguó en los años 80 entre las diferentes empresas de un sector, por aquel entonces, en auge. La premisa era buena, pero el piloto, algo flojo. No podía estar más equivocado. Entre sus ingredientes resaltan unos guiones muy inteligentes, un reparto excelente –Mackenzie Davis, la ‘rubia’ moderna, es una delicia de personaje–, giros de guión impredecibles (como la bisexualidad de su protagonista masculino, Lee Pace) y, sobre todo, ver cómo se construyeron unas máquinas que por aquel entonces eran ‘un juguete más’ y que hoy en día son imprescindibles. Los diez primeros episodios dan mucho de sí, cerca de diez horas de infarto que, sin duda, hacen de Halt and catch fire una serie a tener en cuenta.

24

12 2014

Sin aliento

Nacho Jiménez. Seguramente ya les hayan hablado en esta columna sobre una serie que millones de espectadores devoran semana tras semana, y sin empacharse. Sí, The Walking Dead es ya una producción de culto que no ha dejado ni un minuto de respiro desde el episodio piloto. Sus personajes enganchan –aunque más vale no encariñarse demasiado, aunque ojo, no estamos ante Juego de Tronos–, sus guiones resultan siempre frescos y sus giros argumentales provocan que quieras más y más… Resulta curioso que un servidor escriba estas palabras, ya que, hace ya unos tres años, deje de ver la serie en mitad de la segunda temporada, no aguantaba más, me parecía que estaba viendo una versión zombie de Siete en el paraíso (¿la recuerdan?). Hace un mes decidí retomarla y ya estoy al día (lo sé, soy un freak de cuidado). Resulta casi imposible hablar de The Walking Dead sin desvelar algún que otro spoiler, solo diré que esta quinta temporada, aunque todavía, en realidad, algo floja, prepara un asalto que no dejará indiferente, la llegada de un personaje clave en la novela gráfica en la que está basada, Negan. Con ganas espero el próximo episodio…

Etiquetas: ,

26

11 2014

O eres carnicero o eres ganado

Urko Urbieta. Capitulazo. Así es el estupendo primer episodio de la nueva temporada de The walking dead, la serie de zombies donde cada vez queda más claro que los muertos vivientes son menos peligrosos que los humanos con los que se cruzan los protagonistas, más y más deshumanizados, hasta unos límites de auténtico escalofrío. Porque lo que vimos, o intuimos, en el Santuario, donde se desarrollaba el final de temporada pasado y el inicio de la nueva, es terrorífico.
‘No sanctuary’, título del primer episodio, donde queda demostrado que saben manejar la acción como pocas series, ha sido todo un recital para Carol (una estupenda Melissa McBride), un personaje que ha pasado de ser una mujer maltratada y apocopada en la primera temporada, al integrante más resolutivo, capaz de todo por salvar a sus compañeros de los malvados (¿lo son en realidad?) habitantes de Terminus. Por eso son muy interesantes los flashbacks del episodio, donde se narra lo que ocurrió en este lugar antes de que Rick y su grupo llegara allí.
Para quedar en la retina, dos momentos: los escalofriantes, sangrientos y sobrecogedores cinco minutos donde degollan a varias personas ante la impotencia del resto, que espera su turno. Y, por supuesto, el reencuentro de Rick y su hijo con su bebé, Carol y Tyresse. Y lo que viene ahora no puede pintar mejor porque ’o eres carnicero o eres ganado’.

 

Etiquetas: ,

19

10 2014