Entrada etiquetada ‘Tu casa a juicio’

El acoso de ‘Tu casa a juicio’

29

08 2013

Jennifer Munar. Un hombre, una mujer y un hogar que ya no sirve ni como caseta para perros. Esos son los protagonistas del programa de Divinity Tu casa a juicio.
En este apasionante reality, una familia cansada de no encontrar la comodidad que necesita en su casa, recurre a la ayuda de una experta diseñadora y un exitoso agente inmobiliario. La familia debe darles un presupuesto a cada uno y una serie de instrucciones sobre lo que debe mejorar en su actual casa y qué es lo que buscan en una nueva. Al final del plazo, la opción que elijan los concursantes será la ganadora.
Así pues, él debe buscar una casa que se adecúe a los deseos de la familia. Mientras, ella debe tirar paredes, redistribuir habitaciones, pintar, comprar muebles y decorar la casa. Como pueden ver, esto es una competición justa y en ningún caso uno de los dos trabaja un poco más que el otro. Y tal.
La idea podría estar bien si Divinity no nos bombardeara emitiéndolo constantemente, unas 800 veces al día. De hecho, mientras estoy escribiendo esto, lo están emitiendo. Un inquietante caso para Iker Jiménez.

Casas a juicio

09

07 2013

Neus Aguiló. Tras hacer zapping y no encontrar ningún contenido que mereciera la pena, me detuve hace unos días en el canal Divinity, donde se emitía ‘Tu casa a juicio’. En este programa canadiense una pareja debe decidir si continúa viviendo en su antigua casa reformada por una diseñadora o si, por el contrario, opta por mudarse a una vivienda nueva facilitada por un agente inmobiliario, generalmente fuera del barrio donde reside. El programa se convierte en una lucha entre el agente y la diseñadora y, normalmente, suele ganar la segunda, pues los inquilinos deciden casi siempre permanecer en su antiguo hogar. Los dueños no hacen más que sacarles pegas a unas casas que para la mayoría de nosotros serían de ensueño. Que si el sótano tiene poca luz, que si el jardín se les ha quedado pequeño, que si tres cuartos de baño no son suficientes, que si un niño no tiene bastante con dos habitaciones, pues necesita una estancia para dormir, otra para jugar y otra para hacer los deberes… En fin, que lo que para unos son problemas para otros no serían más que ventajas. En cualquier caso, el programa es entretenido y original y engancha al espectador hasta el final para saber qué opción eligen los moradores.