Entrada etiquetada ‘Twitter’

Cartas de amor

22

08 2018

Iris Luque . En estos tiempos digitalizados, lo viral es lo puntero. Cogen fuerza en Twitter las opiniones sobre una nueva película de Netflix, A todos los chicos de los que me enamoré, original de esta plataforma. La mayor parte de los comentarios provienen de adolescentes y ensalzan el film de la manera en la que sólo los adolescentes saben hacerlo. Me sorprendió que, a pesar de haberse estrenado hace escasos días, ya había sido vista. La película, basada en una novela, cuenta la historia de Lara Jean, una joven que escribe cartas a todos los chicos de los que se ha enamorado en su vida. Por causas ajenas, las cartas acaban en manos de los destinatarios con la vergüenza que esto supone para una adolescente como la protagonista. A partir de aquí, se sucede la trama, que se basa en la lucha de Jean por mantener la normalidad en el instituto. A priori, no es una película que apetezca ver con más de 18 años, pero me lancé a verla y, teniendo en cuenta las pocas expectativas que tenía, no me decepcionó. Es un film emotivo, de los que apetece ver en las tardes de verano e ideal para los adolescentes: es sano y enseña que las cartas de papel nunca pasarán de moda.

Etiquetas: , ,

No sólo en Twitter

06

06 2017

Neus Aguiló. Wyoming denunció en su programa el desamparo de las mujeres víctimas de la violencia de género. La financiación de la lucha contra esa lacra siempre se pospone. Wyoming se preguntó si el Gobierno actuaría del mismo modo si las muertes que ha causado la violencia machista en lo que llevamos de 2017 las hubiera causado el terrorismo. Seguro que se habrían tomado otro tipo de medidas. Entonces, ¿por qué en los presupuestos generales del Estado se dedica un miserable 0,01 por ciento a combatir el problema? Están muy bien los minutos de silencio y las condenas en redes sociales pero no basta. En este sentido, Wyoming resaltó la necesidad de actuar y no sólo en Twitter. ¿Y los medios de comunicación? Aunque no se puede generalizar, ante un crimen machista a veces la noticia se centra en una justificación subliminal del agresor y se deja a la víctima a un lado: en ocasiones escuchamos que “el asesino se llevaba muy bien con todos”, que “se le habrán cruzado los cables” o que “habrá tenido un arrebato de locura”, como si se tratara de buscar una explicación lógica al crimen. ¿Acaso se decía lo mismo antes de un etarra o ahora de un yihadista tras cometer un atentado?

¡Un brindis por Paquita Salas!

09

07 2016

Gemma Marchena. Como dicen por Twitter, esa corrala digital llena de cacareos: «La mejor serie española no se ve en televisión». Paquita Salas se estrenó en internet, el miércoles en Atresmedia, y se convirtió en trending topic (para los nacidos antes de 1980, significa que en Twitter hablaron muchísimo de Paquita y, encima, bien).
Paquita Salas está interpretada por un actor, Brays Efe, que encarna de maravilla a una señora de mediana edad, rotunda y enorme, tanto en tamaño como fondo. Encargada de representar a actores españoles, es la trastienda de ese glamour patrio. Se bebe el vodka de la botella mientras prepara una alfombra roja donde se colará una actriz de tercera; o se come un bocata de calamares, al mismo tiempo que presume de construir a Macarena Rey desde cero: «Tú júntate a mi lado y tendrás éxito» es el lema de Salas, con aspecto de señora de provincias. Glorioso el primer capítulo en el que aparece vestida de manera horrorosa para ir a una boda, mientras su gran amor profesional le está dando largas… Como contrapunto, su asistente es delgada y de voz apocada, que promete que nunca más se olvidará del e-mail en la carpeta de correo no deseado. Paquita Salas es zafia, gritona y glotona, pero también amorosa. Recoge el espíritu costumbrista de Almodóvar, antes de que cayera en el aburrimiento y el estudiado diseño de interiores de sus últimas películas.

Comentarios tendenciosos

20

05 2014

Neus Aguiló. Una venganza personal está detrás del crimen que una madre y su hija perpetraron contra la presidenta de la Diputación de León. Lejos de asombrarse de cómo madre e hija pueden llegar a aliarse para matar a alguien sin que una disuada a la otra, los medios de comunicación vertieron un sinfín de comentarios que pretendieron manipular la desgracia en favor de intereses e ideologías concretas. La concejala Susana Camiño dimitió después de publicar en una red social el comentario «quien siembra vientos recoge tempestades», refiriéndose al asesinato de Carrasco. A favor de la concejala bocazas diremos que pidió disculpas y dimitió por tan desafortunadas palabras. Otros pretenden sacar tajada de esta muerte afirmando que la crispación social y los escraches están detrás del crimen. Tal es el caso de Isabel San Sebastián, que se niega a pedir disculpas por responsabilizar a los escrachistas del suceso de Astorga. La columnista Edurne Uriarte tampoco se quedó corta: aseguró que «el asesinato está vinculado con el clima de desafección política que se vive en España». Es normal que después de ver los informativos el espectador se quede confuso. Y es que empieza a ser demasiado frecuente el uso de los mass media para lavarnos el cerebro de una manera tan escandalosa.