Entrada etiquetada ‘Un tiempo nuevo’

Moderar

16

03 2015

Emili Gené Vila. Belén Esteban sigue y sigue en sigue mientras los tróspidos baten audiencias prefiriendo la mamá por encima de la esposa por un día. ‘GH VIP’, ‘Sálvame’ (’de luxe’ o de calle), ‘La que se avecina’: un mundo glamuroso ‘lowcost’ cargado de insultos y gritos, ahí tienen una pista de por qué Balears y España no remontan en las pruebas PISA. No hay pelis o series en versión original con subtítulos porque nos engordan con pienso bizarro hormonado. En fin, que este estilo casposo y gritón se impone también en las entrevistas y tertulias que pasan por más sesudas. Ataques a la yugular y descalificaciones (el infantil “y tú más” que marca el argumentario político). La política como espectáculo: Espe en ‘Un tiempo nuevo’. Así es imposible moderar: Sandra Barneda perdió los papeles el sábado, víctima de esta crispación que tan bien vende: “Decís que no tengo ni puta idea de moderar” vomitó frente a la cámara. Por eso hay que aplaudir a Iñaki López (’La Sexta noche’) que dribla a la jauría de tertulianos a base de ritmo y neutralidad. Sale vivo de cada edición como los árbitros de un clásico Barça-Madrid: rehuyendo el protagonismo.

Nicolás por entregas

09

12 2014

Neus Aguiló. Un tiempo nuevo’ tiene como invitado una semana sí y otra también al pequeño Nicolás, quien va desgranando su vida como si de una novela por entregas se tratase. Desde que fue detenido se ha convertido en el personaje de moda (con permiso de la Pantoja y otros freaks). Muchos nos preguntamos qué hay de verdad y de mentira detrás de este extraño personaje del que ahora todos reniegan. Algunos coinciden en que es un trepa con labia dispuesto a todo y al que le ha salido el tiro por la culata. Para Wyoming es un ‘chaval con cara de atontao’. Otras opiniones defienden que es un desequilibrado con aires de megalomanía y que no actúa solo. Lo cierto es que se movía como pez en el agua en un mundo que ahora se ha desmoronado y la salida más inmediata para este chaval sin escrúpulos es arrastrarse de plató en plató para contar medias verdades y medias mentiras. De momento, su historia vende, pues el pasado sábado ‘Un tiempo nuevo’ obtuvo un dieciséis por ciento de audiencia con la entrevista al chaval de los selfies. Pero hay que decir también que el personaje se está haciendo ya cansino y sus apariciones en la tele cada vez llaman menos la atención por lo manida que está su historia.

Debates políticos

03

12 2014

Alfons Martí.  Los programadores de confrontaciones verbales han optado, decididamente, por revestir sus shows con ropajes políticos. Antes era la calaña del corazón y similares que se enfrentaban a grito pelado para imponer sus egos e imagen de jefes infalibles. Pero ahora ya son los políticos, nuevos y antiguos que juegan a lo mismo. Así como Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, llamó a un programa líder del cotilleo, los parloteos y luchas narcisistas ahora se llaman ‘debate político‘. Cuando ya no hay ideas ni opiniones responsables, queda la confrontación y el histerismo. Un tiempo nuevo, en Telecinco, se lleva la palma. Al grito de «Yo no soy corrupto», políticos con maquillaje muestran facturas para demostrar que no viajan en primera y cosas así. Sea Pablo o Pedro, y siempre con un tema simple y visceral de fondo. La ‘consulta’, la ‘corrupción’ o lo que sea, sirven para afirmar la perfección y grandiosidad de cada contertulio. Recuerdo hace tiempo a Eduardo Inda y al líder de Podemos midiendo sus carreras y cursillos. Si tuviéramos sentido común nos reiríamos mucho. Al fin y al cabo, para eso es la televisión, para entretener y reír, ¿no?

Tania Sánchez

27

10 2014

Emili Gené. El sábado noche es de lo poco que queda de tertulia política en las teles estatales. La Sexta ha conseguido consolidar su oferta, al tiempo que aprovecha para autopromocionarse.
En el programa de hace dos días (Marhuenda y Sardá, tal para cual), una larga, excesiva, entrevista a Wyoming. Y un adelanto de lo que Jordi Évole tenía que sacarle a Iglesias el día siguiente. Marcas de la casa. Por su parte, Telecinco insiste en la búsqueda de un formato que les devuelva el esplendor de los tiempos de La Noria. Ahora prueba sin Jordi González. Todo el foco para su segunda, Sandra Barneda. Como estrella inaugural, el ministro Montoro: mal empezamos.
Y como carnaza, una rueda de prensa a cinco voces. Cinco portavoces de los cinco grandes partidos nacionales (sic) sermoneando al personal. Algunos, como el señor Hernando (PP), desde la chulería. Representando a IU, la novia de Pablo Iglesias: ¿por qué su partido la elige ahora para promocionarla en la tele? Efecto Podemos por rebote, mezcla de morbo, machismo de baja intensidad y marketing.