Entrada etiquetada ‘Víctor Sandoval’

Sueldo de princesa

17

02 2015

Neus Aguiló. Los altibajos y extravagancias de los concursantes de ‘GH VIP’ no se trasladan a los datos de audiencia, pues se mantiene fuerte semana tras semana. La gala de expulsión del jueves pasado sentó frente al televisor a casi cuatro millones de espectadores. Y es que lo friki vende. Hablando de frikis, Víctor Sandoval fue el último expulsado y, tras su marcha, se ha dedicado a ensalzar la figura de la princesa del pueblo, quien, por cierto, se pasea por la casa con una camiseta fucsia en la que se lee «Andrea te quiero». ¿Vende o no vende lo friki? Por lo visto, la de San Blas está de bajón. Que si echa de menos a Andreíta, que si se le ha ido su amigo Víctor… En fin, nada que no arregle la suculenta cantidad de dinero que le ingresa Telecinco por transitar por la casa más mediática. Porque la princesa del pueblo no cobra un sueldo de pueblo sino de princesa. Algunos aseguraron que gana 65.000 euros por semana, aunque la cadena se apresuró a desmentirlo. En cualquier caso, su salario no es de mileurista y cuando acabe el programa, tendrá la cuenta corriente con muchos ceros a la derecha. Seguro que se le pasará la depre.

La princesa del pueblo

20

01 2015

Neus Aguiló. Telecinco ha estrenado otro ‘Gran Hermano’, esta vez con concursantes VIP. Lo de que son famosos es un decir porque en algunos casos hay que buscar en Google para saber quiénes son. La casa se ha llenado de algún extronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, un torero al que le pierde salir en las revistas del corazón, el estrafalario vidente Sandro Rey, el desquiciado Víctor Sandoval, Kiko Rivera y Belén Esteban, entre otros (los Chunguitos se han ido por la puerta de atrás por sus comentarios racistas y homófobos). Si la princesa del pueblo no abandona por voluntad propia, tiene todas las papeletas para ganar. En primer lugar, tiene a su favor a las lenguas viperinas de ‘Sálvame’, preparadas para defender a muerte a su compañera. Además,  cuenta con el apoyo incondicional de un gran número de marujas (y marujos), entregadas a su ídolo, que para eso es la princesa del pueblo. La de San Blas echará unas lagrimitas (me dicen que ya se ha puesto manos a la obra), apelará a su hija Andreita, y se hará la víctima -con razón o sin ella- por las injusticias que irá sufriendo a lo largo del reality. En fin, un programa del todo prescindible.